Oeschinensee, Suiza

El Oeschinensee, un tesoro suizo

El lago Oeschinen, o Oeschinensee, se alimenta del deshielo de los glaciares alpinos, cuyas aguas provienen de cumbres situadas a más de 3000 metros. Este tesoro suizo situado en Kandersteg te eclipsará con sus aguas vírgenes y cristalinas.

Qué hacer en Oeschinensee

Dependiendo de si vas en verano o en invierno, el lago Oschinen te ofrece diferentes actividades. Sin duda, la mejor época para visitarlo y disfrutar de esta maravilla de la Naturaleza, es en verano. Para acceder a él tenemos que tomar un teleférico desde el pueblo de Kandersteg.

El Oeschinensee ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y es que no es para menos, puesto que es uno de los mayores lagos alpinos que podemos visitar.

Oeschinensee, Suiza

En invierno se organizan actividades como la pesca en el hielo, o lo más divertido, deslizarse en trineo. Se ha construido una pista para trineos que tiene una longitud de 3,5 km, y que va desde el mismo lago hasta el teleférico.

Pero es en verano cuando podemos sacarle todo el partido al Oeschinensee, puesto que es todo un paraíso para el senderismo. Pero vamos a ver con detenimiento todo lo que podemos hacer en este lago.

Actividades en Oeschinensee

Oeschinensee, Suiza

El tobogán

Si quieres adrenalina, el tobogán de Oeschinensee, con 750 metros de largo, es justo lo que necesitas. Justo al lado de la estación del teleférico podemos deslizarnos en este tobogán que rodea la montaña. Podemos usarlo en verano, ya que de noviembre a mayo está cerrado, debido a la nieve.

Senderismo

La opción más popular es subir con el teleférico y bajar a pie. En 25 minutos accedemos al lago disfrutando del espectacular paisaje. Desde ahí bajamos a pie haciendo una caminata ligera de una hora.
Otra opción, pensada para los más pequeños y las personas mayores, es tomar una de las dos rutas circulares que parten desde el teleférico. A lo largo de estos caminos circulares te encontrarás con numerosos restaurantes, con lo que la caminata se hace más amena.
Por último, la opción más atrevida, con una duración de 3 horas. Es el camino de Heuberg. Este sendero nos dará las mejores y más impresionantes vistas panorámicas del lago.

Pasar la noche

Podemos pasar la noche en el lago, y así disfrutar de la maravillosa salida del sol. Contemplar la salida del sol en Oeschinensee es simplemente mágico.

Alquilar un bote

Otra estupenda opción es alquilar un bote y adentrarse en la tranquilidad de las cristalinas aguas del Oeschinensee. Es una tradición de más de 100 años, que aún sigue viva.

Oeschinensee, Suiza

El Electromobile

Para las personas mayores, o con dificultad de movilidad, o también para los más vagos, hay un pequeño bus eléctrico. Puesto que el acceso a Oeschinensee está prohibido para los coches, esta opción suple la necesidad de transporte. Sale cada día cada media hora y hace la ruta desde el lago hasta el teleférico, ida y vuelta.

Como verás, puedes disfrutar de este paraje incomparable tengas la edad que tengas, puesto que la visita te ofrece todo tipo de comodidades. Y siempre respetando el medio ambiente, el Oeschinensee es solo alguna de las maravillas que Suiza nos ofrece.

Sin comentarios

Dejar un comentario