Yala National Park

Los mejores alojamientos en Sri Lanka

Para mostrarte cuál es el mejor alojamiento en Sri Lanka, hemos hecho una cuidada selección. El alojamiento es una parte importante del viaje, por eso te ofrecemos esta pequeña guía. Encontrarás los mejores alojamientos, con diferentes características y precios. Sólo tienes que escoger el que mejor se adapte a tus preferencias.

Dónde dormir en Sri Lanka

Sri Lanka se extiende a lo largo de sesenta y cinco mil kilómetros cuadrados. Esto hace necesario dividir por zonas los lugares que queramos visitar. Por ello, nos quedaremos con las ciudades que atesoran los monumentos y/o las visitas más interesantes.

Empezando por Anuradhapura, que es Patrimonio de la Humanidad, te mostramos los mejores alojamientos por orden de relevancia. En primer lugar el Big Game Camp para tener una experiencia en la jungla. El Hotel Heladiv situado al lado del centro histórico, te ofrece las mejores habitaciones, en un entorno tranquilo y cuidado al detalle. Otros hoteles muy recomendables son el Gamodh Citadel Resort, el Heritage Hotel y el Villu Villa.

Continuamos con Polonnaruwa, antigua capital de Sri Lanka. Aquí puedes alojarte en el Thisara Guest House o en el Clay Hut Village. Ambos con muy buena relación calidad-precio, y situados en un entorno idílico.

Yala National Park

Para visitar el Parque Nacional de Yala, te recomendamos alojarte en el Yala Eco Tree House. Aquí dormirás en una casita construida en un árbol, en medio de la jungla. En Ella podrás disfrutar de Naturaleza, cascadas y bellos paisajes si te alojas en The Mountain Heavens. Otra buena opción es el Ella Okreech Cottages, apartamentos rústicos muy cuidados y bien situados.

Si visitas Galle, antigua colonia holandesa, tienes que pasar una noche en el Galle Heritage Villa. Este hotel es una antigua villa holandesa restaurada que conserva todo el sabor de su pasado histórico.

Y en cuanto a la zona costera, en Tangalle, lugar donde anidan tortugas marinas. El Palm Paradise Cabanas, junto al Gook Karma Hotel; te ofrecen un alojamiento de calidad y confort incomparables.

Sea como fuere, Sri Lanka se merece más de una visita. Una vez y la hayas conocido, ¡querrás volver!