Morocco,Marrakech

Marrakech

Marruecos, un país tan cerca de Europa por su posición geográfica como alejado por su cultura y tradición, es considerado uno de los destinos más atrayentes para turistas y viajeros de todo el mundo gracias en gran parte a su riqueza cultural pero también a la estabilidad política y social de la que goza este país del norte de África. Desde Tánger, en el punto más septentrional del país, pasando por la ciudad de Fez y la capital Rabat, sin olvidar lugares tan mágicos como el Valle del Dades y Ouarzazate, hasta llegar a Marrakech, en el centro-oeste del país, es difícil elegir un único punto como destino para unas vacaciones inolvidables.

Para ir conociendo un poco mejor todo lo relacionado a su cultura, arquitectura, arte,… qué mejor ciudad que Marrakech para empezar a abrir el apetito. Considerada la cuarta ciudad de Marruecos tras Casablanca, Fez y Tánger en número de habitantes y situada al suroeste de la capital Rabat, cuenta con una amplia variedad de lugares que visitar y calles por donde perderse. Y por si la ciudad en sí se nos queda pequeña, no muy lejos de Marrakech se encuentra el Valle de Ourika o el Parque Nacional del Toubkal, en el cual se encuentra el monte con el mismo nombre y que es el pico más alto de Marruecos y de toda el África Norte.

Pero volvamos a Marrakech, en concreto a su plaza principal y más famosa, la plaza de Yamaa el Fna, donde es posible disfrutar de su gran colorido, riqueza cultural y negocios, tanto para locales como para turistas. Muy cerca de allí se encuentra la Mezquita Kutubía, con su imponente alminar, torre más alta de la ciudad que tiene alrededor de unos 70 metros de altura. Caminando por la Medina, considerada Patrimonio de la Humanidad, encontramos las Tumbas Saadíes, uno de los lugares más visitados de Marrakech y que datan del siglo XVI, el Jardín Majorelle o el Palacio de la Bahía. Al oeste de la ciudad se encuentran los Jardines de la Menara, del siglo XII, a las puertas de los montes Atlas.

Estos son algunos de los lugares más atractivos y populares de Marrakech, y leyendo sobre estas líneas uno puede hacerse una idea de lo fantástica que puede ser esta urbe con tanta historia. Sin embargo, la mejor manera de descubrir todos estos lugares y aquellos que no he nombrado es experimentándolo uno mismo, recorriendo sus calles e impregnándose de esos magníficos aromas y colores que la caracterizan.

Marruecos, Mezquita Kutubía
Babuchas de Marruecos