Maldivas. ¿Dónde están?

Para saber dónde están las Maldivas tenemos que situarnos al Sudoeste de Sri Lanka. Aproximadamente a 450 km de la India encontramos la República de las Maldivas. Compuesta por 26 Atolones, todos ellos bendecidos por un clima tropical.

Maldivas, un viaje soñado

Un viaje a las Maldivas es un sueño que todos deberíamos cumplir, al menos una vez en la vida. Este paraíso de aguas cristalinas y vegetación tropical está al alcance de nuestro presupuesto. Si bien, hace algunos años, era muy costoso. Hoy en día hacer un viaje a Maldivas es posible gracias a la reducción de las tarifas aéreas.

Para moverte entre las islas lo mejor es usar los ferris públicos. De esta manera no sólo ahorrarás dinero. También podrás mezclarte con las personas que allí viven, pudiendo apreciar mejor su cultura y tradiciones.

Te explicamos otro truco que te permitirá viajar a Maldivas como viajero, y no como turista, experimentando el día a día de la realidad de este país. Evita los resorts privados, y escoge en su lugar islas locales.

Tendrás la oportunidad de probar la auténtica comida típica del lugar. Su plato estrella es el arroz y también los noodles. Podrás negociar las excursiones y actividades preguntando a los locales.

Y lo mejor de todo es que su temperatura media de 25 grados, te permite viajar a Maldivas en cualquier época del año. El clima consta de una época seca y otra lluviosa. Incluso si te decides a viajar entre mayo y noviembre es posible que te sorprenda algún chaparrón, aunque la temperatura se mantendrá inalterable. Y el Sol no tardará mucho en volver a brillar en todo su esplendor.

En la actualidad, Maldivas es el paraíso de los submarinistas. Su incomparable riqueza marina y la variedad cromática del agua atrae cada año a millones de turistas. De hecho, el turismo es la mayor fuente de ingresos de este maravilloso país.

Hoy en día, y para preservar el medio ambiente Mohamed Waheed Hassan, vicepresidente de Maldivas se propone eliminar todas las emisiones de gases que causan el efecto invernadero. Por lo que, a este paraíso, aún le quedan años de vida para ser visitado.