No más plasticos

No More Plastic

Tailandia se prepara para prohibir plásticos de un solo uso en 2019

Para finales de 2019, Tailandia prohibirá tres tipos de plástico: sellos de tapa, microperlas y plásticos oxo-degradables, que son plásticos que se fragmentan con el tiempo y eventualmente se convierten en microplásticos. The Land of Smiles tiene como objetivo eliminar los plásticos de un solo uso, cambiar el rumbo del daño ambiental y crear una economía más ecológica.

Para el año 2022, otros cuatro tipos de plásticos de un solo uso también estarán prohibidos: bolsas de plástico livianas de menos de 36 micrones de grosor, cajas de alimentos de poliestireno, vasos plásticos y pajitas de plástico. Athisit Chainuwat, el Portavoz Adjunto del Gobierno, dijo que el objetivo es que Tailandia utilice solo plásticos reciclados para 2027, y que los desechos de plástico se conviertan en una fuente de combustible. Todos estos objetivos se encuentran en la Hoja de ruta de Plastic Waste Management 2018-2030.

Pajitas de plástico

Según el Departamento de Promoción de la Calidad Ambiental, los tailandeses generan hasta 1.14 kilogramos de basura por cabeza por día, contribuyendo a los 27.04 millones de toneladas de desechos por año. Una persona usa aproximadamente ocho bolsas de plástico al día, o 500 millones de bolsas de plástico al día para toda la nación. La mayoría de los residuos plásticos terminan en los océanos, lo que representa el 16% de la basura en los mares.

Aparte de las acciones gubernamentales, las principales empresas del sector privado, como el conglomerado de materiales de construcción SCG, también contribuyen a reducir el uso de plásticos. Están reduciendo su uso de plásticos de un solo uso y adoptando los principios de la economía circular (reducir, reutilizar y reciclar) para adoptar un enfoque más ecológico de los negocios y el desarrollo.

Recordatorio prohibición plásticos en Kenya

Kenia cumplira el próximo 28 de agosto dos años sin bolsas de plástico, prohibidas por ley.

El 28 de agosto de 2017, en plena crisis postelectoral, Kenia se unió a otros países africanos como la pionera Ruanda o Marruecos. Aunque el Ejecutivo había sucumbido al cabildeo de los fabricantes e importadores de plásticos cuando trató de aplicar medidas similares en 2005, 2007 y 2011, a la cuarta fue la vencida.

Para garantizar su cumplimiento, las autoridades plantearon multas de entre 16.260 y 32.520 euros y penas de entre 1 y 2 años de prisión a quienes fabriquen, importen, vendan o incluso usen bolsas de plástico.

Niña de Kenia

En zonas como la capital, Nairobi, el cambio es visible: calles y zanjas menos sucias y ni rastro de bolsas de plástico en supermercados.
La directora ejecutiva para África de la ONG Greenpeace, Njeri Kabeberi, aseguró a Efe que “la situación medioambiental ha mejorado” desde que se implantó la normativa, ya que ahora “ya no vemos bolsas de plástico colgadas en la vegetación ni volando en los días de viento. Las calles están más limpias”. También se registraron avances para la salud de los animales: por ejemplo, era frecuente ver a las vacas de Nairobi pastando en zonas llenas de bolsas usadas.

Es importante recordar tanto a pasajeros como profesionales del turismo la prohibición para seguir colaborando con esta ley y mejorar el medioambiente, así como evitar incidentes a su llegada.

Turismo sostenible
Viajes combinados