Viajar por Europa: ¿Qué te hace falta?

viajar por Europa

Viajar por Europa: ¿Qué te hace falta?

Si estás pensando en viajar por Europa y visitar esos países tan maravillosos como Alemania, Suiza o Francia, tienes que saber qué documentación necesitas para que puedas entrar en ellos. Y eso es lo que te vamos a contar hoy en Viajes Rangali.

Viajar por Europa: espacio Schengen

Como ciudadano de un país de la Unión Europea, al viajar por Europa no es necesario que aportes ni pasaporte ni DNI, la circulación es completamente libre. Eso sí, siempre que los países por los que te vayas a mover pertenezcan al espacio Schengen.

No obstante, aunque dentro de este espacio no sea necesario presentar estos documentos, siempre es buena idea llevarlos contigo. De esta manera, si se te requiere en algún momento que pruebes tu identidad podrás hacerlo.

Además, en determinadas situaciones, los países que pertenecen al espacio de libre circulación pueden pedirte la documentación cuando entres en sus fronteras. Un ejemplo es la situación de alerta sanitaria en la que nos encontramos en la actualidad. Y una cosa muy importante, no son identificaciones válidas el carné de conducir ni las tarjetas de crédito.

¿Cuáles son los países Schengen?

Entre los países por los que te puedes mover libremente al viajar por Europa en condiciones normales se encuentran los siguientes: Austria, Estonia, Grecia, Portugal, Chequia, España, Italia, Suiza, Liechtenstein, Países Bajos, Luxemburgo, Eslovaquia, Bélgica, Letonia, Suecia, Noruega, Alemania, Dinamarca, Lituania, Malta, Hungría, Finlandia, Eslovenia, Francia, Polonia y Finlandia.

También hay que tener en cuenta que, cuando viajas desde un país no Schengen o hacia él, sí tendrás que presentar el pasaporte o algún otro documentos de identificación válido.

Lo mejor es que te informes de qué documentación necesitas para entrar en estos países y poder volver a casa sin tener ningún problema.

¿Me pueden denegar la entrada?

Estrictamente hablando, sí. En realidad, son casos muy contados. Un país europeo puede hacerlo por razones relacionadas con la seguridad, la salud o el orden público.

En cualquiera de los casos, será necesario demostrar que representas una amenaza importante. Además, tu derecho es que te lo comuniquen formalmente y por escrito adjuntando en un documento los motivos por los que se te deniega la entrada y una explicación de cómo y cuándo recurrirla.

Cuéntanos, ¿sabías esto?